viernes, 1 de marzo de 2019

Sincronizando el sol y la luna



Una propuesta del calendario lunar paleolítico, con ciertas similitudes con los calendarios de tribus norteamericanas, coinciden en el uso de animales y eventos de la naturaleza para dar nombre a las lunas más importantes del año, en el comienzo del ciclo anual en primavera con el deshielo y en la adición de una cuarta luna al invierno. (Conexión Lakota)
Es una simulación de los proximos tres años, aprovechando que este año la luna llena coincide con el equinocio de primavera, cada fecha indica el día de luna llena de nuestro calendario y como podemos ver, nos encontramos que con la llegada del segundo invierno es necesaria la adición de la luna trece para que su sistema se sincronice con las estaciones.
Las lunas más importantes o más representadas


La luna de la formación del bisonte, la representación de la luna cercana al equinocio de primavera.

Ekain
Armintxe
Niaux


La luna del bisonte en celo, la representación de la luna cercana al equinocio de otoño.

Lumentxa
Tuc d'audobert
Niaux
Altamira





 La cabeza del caballo, la luna que indicaba la llegada del solsticio de invierno.




El caballo doble o yegua embarazada la cuarta luna del invierno y treceaba del año que se añadía cada dos años o tres para sincronizar las estaciones y los ciclos lunares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario